summer

summer

viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz año nuevo!!!!! :)

Create your own banner at mybannermaker.com!



Hola a todos: mis lectoras y lectores, los que me siguen en mi loco delirio de escritora, o por que les agrada los libros que recomiendo, para los que comentan, y para los que no también, yo misma he de confesar que no soy muy buena con eso de los comentarios, pero saben que de todo corazón les agradezco que se pasen por este pequeño rinconsito literario.

Después de mi familia y mi carrera, la lectura es lo que más me apasiona, en este año he tenido la fortuna de conocer a muchas personas que como yo aman leer, he compartido grandes experiencias, la espera de muchos libros que me obsequio este maravilloso 2010 fue más llevadera gracias a ellas.

Disfrute a lo grande con los libros que este año salieron: Burned de PC Cast yKristin Cast, Hourglass de Claudia Gray, Crescendo de Becca Fitzpatrick, Dark Flame de Alison Noel, Linger de Magie Stiefcater, y el rey de reyes que robo entero mi corazón LAST SACRIFICE de Rachel Mead.

Hice maravillosas amistades en varios foros literarios, y me anime a publicar mis libros, que si bien no son muy profesionales que digamos se que muchas disfrutaron leyendolos. Y finalmente aunque hace muy poco que el blog se abrió he recibido una gran respuesta por parte de ustedes. Gracias por todo eso, son los mejores y les deseo a todos un muy Feliz año nuevo, que Dios los bendiga, y que este nuevo año les traiga mucho éxito y felicidad.

Nos leemos el proximo año, nos esperan grandes joyas literarias como: Afterlife, The city of fallen angels, Bloodlines, Awekened y Forever..... espero poder disfrutarlas y compartirlas con todas ustedes. Un gran abrazo a todos.



sábado, 18 de diciembre de 2010

Boodlines - El nuevo libro de Richelle Mead

Hola  a todos, pues bien Last sacrifice culmino con la saga Vampire Academi, pero este nuevo libro de Richelle Mead promete mucho, en mi opininon espero que el protagonista masculino de esta historia sea nuestro querido Adrian, ¿Qué opinan ustedes?



Bloodlines . Está ambientada en el mismo universo, así que tenemos todos los cimientos del mismo mundo, las mismas reglas, todo lo mismo .

.. En cierto modo, la serie no termina, porque todavía estamos allí y Rose tendrá pequeñas apariciones. La narradora sera Sydney, una humana Alquimista, Jill, una Moroi, también tendrá un papel clave y el protagonista masculino sera una sorpresa, solo puedo decir que es uno de los intereses amorosos de VA.

Se llevara a cabo en el mundo humano, para ser exactos en una escuela ubicada en California, brillante y soleado lo cuales problemático para los vampiros.

Reseña por el blog: http://mislibrosfantasticos.blogspot.com/

viernes, 17 de diciembre de 2010

Capitulo 10

Perdon por la tardanza, pero bueno mi vida es un caos, jejeje y aqui esta el capi que sigue espero lo disfruten :)


Karla

Karina y Lizzet conversaban alegremente como si lo de la noche anterior fuera cotidiano para ellas, yo apenas podía aceptar que Liz fuera real. Su largo y hermoso cabello lacio contrastando con el rubio y ondulado de mi gemela.

- Te vas a quedar ahí parada o vienes a almorzar? – pregunto Karina.

Camine despacio y me senté frente a Lizzet, Karina se puso de pie y me aterro la idea de quedarme sola con Liz.

- ¿A dónde vas? – chille.

- Voy por tu almuerzo tonta, no tardo, además Liz no muerde – bromeó mientras se alejaba hacia la cocina.

- Lo siento – murmure.

- ¿Por qué te disculpas?, tu no has hecho nada malo – dijo mostrándose confusa por mi comentario.

- Porque me obligue a mi misma a olvidarte, mientras tú estabas sola y Oscar te perseguía.

- Karla eso no fue culpa tuya, lo que paso con Oscar es cosa del pasado, creo que si yo hubiera estado en tu lugar también habría deseado olvidarme de esa pesadilla – dijo mirándome con sus ojos azul grisáceo, no pude evitar espiar en sus pensamientos y lo que vi me impacto un poco.

- ¿Estas embarazada? – duh… pregunta estúpida lo se, merezco un golpe por eso.

- Si – dijo sonriente – y por lo visto tu habilidad mental es mejor de lo que pensaba… ok… tengo algo que proponerte – dijo en tono serio.

- Te escucho – dije acomodándome en mi asiento, a estas alturas me preparaba psicológicamente para cada noticia, cada una siempre resultaba más increíble que la anterior.

- Te gustaría a prender a manejar tus habilidades… me refiero a aprender a utilizarlas para poder defenderte de los vampiros impuros.

- Definitivamente si, no quiero que nadie salga herido por intentar protegerme, prefiero hacerlo yo misma – eso era algo muy cierto, al recordar esa sensación que percibí al saber que Franco estaba en peligro, casi muero de miedo por perderlo.

- Perfecto, conozco al maestro indicado para esta tarea, empiezas hoy mismo a las seis de la tarde en el gimnasio, lleva ropa cómoda por si hace falta un poco de entrenamiento de defensa personal contra impuros.


Después de lo que resulto ser un muy agradable almuerzo, las tres salimos a recoger mis cosas del cuarto de Al, ya que se decidió que lo mejor para todos era quedarme en la vivir en la Academia al menor mientras pasaba todo esto. A lo que si no accedí fue a abandonar la facultad de derecho, por desgracia mi trabajo no tuvo la misma suerte, y tuve que pasar a avisarle a mi jefe que me retiraba por problemas personales.

- Creo que esa fue la ultima caja – dijo Marc subiéndola en la cajuela del auto.

- Ok, gracias.

- Karla, lo siento – se disculpo Karina – durante mucho tiempo solo quise protegerte de este mundo de criaturas míticas y ahora eres el centro de atención de uno de los impuros mas sanguinarios y fuertes del mundo, no se que haría si algo malo te pasa.

- Eso no va a pasar, además en parte fue mi culpa, no debí ocultarte lo de mis habilidades mentales, ahora solo espero sobrevivir a la tristeza de mi amigo Alphonse.

- Oye hermosa no te vayas a olvidar de tus buenos amigos ahora que te mudas a una escuela de riquillos – bromeo Al.

- Yo no me preocupo por eso, soy inolvidable – dijo Marc batiendo sus largas pestañas de forma dramática.

- Oigan solo me voy a cambiar de casa, seguiré siendo su amiga y no dejare de asistir a la universidad, además si no soy yo, quien mas puede aguantarlos par de locos – nos dimos un abrazo grupal, el cual fue interrumpido por Lizzet quien toco el claxon indicándome que ya era hora de marcharnos.

- Los veo en clases el lunes – me despedí desde la ventanilla del auto.


El área de dormitorios para las chicas es genial, por fin tenia una habitación para mi solita, pero no tenia mucho tiempo para deleitarme con mi libertad, porque a las tenía mi primera clase de control mental. Me cambie mis jeans por un pans azul marino una camiseta roja y salí de la habitación directo a mi destino. Pero al llegar al gimnasio no había nadie, así que me senté en las gradas tratando de encontrar a mi impuntual maestro buscando en la mente de los que pasaban cerca.

- Te falta mucho por aprender, no basta con leer los pensamientos, existen criaturas capaces de bloquear el acceso a sus mentes – esa voz era inconfundible, Franco apareció de la nada con unas bermudas de color beige, sus tenis, y solo eso, mostrando su musculoso pecho y su perfecto abdomen, dios, decir que el chico es bello, sería quedarse corta.

- ¿Tú eres mi maestro? – pregunte incrédula, él solo sonrió.

- Si, y por cierto, eso ultimo que paso por tu cabecita cuando me viste… pude leer tus pensamientos, no quiero distraerte así que será mejor que me ponga una camiseta v- bromeó, mientras sacaba una camiseta de su mochila.

- Ok, lo primero que tienes que enseñarme es como bloquearte, que sepas todo lo que pienso cuando estas cerca, es vergonzoso - replique.

La tarde paso volando, cuando se lo proponía Franco era el maestro más capaz y responsable del mundo. Ciertamente sabía algunas cosas sobre el poder mental, pero aprender a noquear a alguien con mas fuerza que yo tan solo con un pensamiento mío, resulto ser todo un reto, ocultar mi mente, e incluso mi presencia, también aprendí a hacer mis ilusiones mentales mas reales y duraderas, y todo eso en dos horas.

- Pues de verdad no me imagino a Adi con tu lindo sobrino – comente mientras descansábamos en la jardinera frente al gimnasio.

- Hacen linda pareja, ya era hora de que ese par se encontrara – dijo, sacando una botella de agua de su mochila.

- Nunca imagine que entrenar esto fuera tan cansado solo tengo ganas de dormir – dije recargando mi cabeza en su hombro.

- Sus deseos son ordenes princesa – beso mi mejilla, cargo nuestras mochilas y me cargo en sus brazos como a un bebe, el resto paso como un rápido borrón y luego estábamos en mi habitación.

- Wo, eso fue impresionante – dije tratando de ponerme en pie, pero estaba un poco mareada por el viaje, casi caigo, pero Franco me sostuvo por la cintura.

- Es cuestión de acostumbrarse – bajo nuestras mochilas, y me acomodo de nuevo en sus brazos sentándose en la cama.

- Creo que ya no tengo sueño – murmure perdiéndome en sus hermosos ojos verdes, el levanto una ceja divertido y note como quería entrar en mis pensamientos pero no lo deje.

- Ok, entonces si no quieres dormir, ¿qué quieres hacer? – pregunto, tome su rostro en mis manos y lo bese, hasta que sus besos se volvieron más ansioso y desenfrenados.

- Vale… alto – dijo separándose de mi un poco – enserio tienes que dormir.

- Lo siento – dije levantándome para buscar mi pijama.

- Voy por algo para cenar mientras te cambias, no tardo – dijo saliendo de la habitación tan rápido que incluso las cortinas de mi ventana se agitaron.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Last sacrifice - Richelle Mead

Casi me infarto cuando lo vi, el sexto y ultimo libro de la saga Vampire Academy, sufran, rían, lloren, amen y adoren a este maravilloso libro, aqui concluye esta hermosa saga, disfrutenlo... soñadores empedernidos esto es una joya XD


Sinópsis:

A Rose Hathaway no le gusta sentirse encerrada, pero es eso lo que te hace la carcel. Lo que realmente le molesta es lo que ella no hizo - ella no mato a la reina Tatiana. Pero dile eso a la multitud de morois y damphirs - mitad vampiros como ella - reunidos por el funeral y ... que claman por su sangre.

Last sacrifice es la última novela de la épica serie de Vampiros de Richelle Mead ... y ella guardo lo mejor para el final. Asesinato... amor... celos, todo reunido en este ultimo capítulo en el que Lisa, la mejor amiga de Rose se enfrenta a enemigos que no quieren verla ascender al trono real.

Cuando Rose es rescatada de la cárcel por su unico y verdadero amor, Dimitri, el tiempo es esencial. Ella debe probar su inocencia y salvar a su amiga, aunque eso signifique hacer... el último sacrificio




miércoles, 8 de diciembre de 2010

Linger - Maggie Stiefvater





Sinópsis:


GRACE

Esta es la historia de un chico que solía ser un lobo y de una chica que se estaba convirtiendo en uno de ellos.

Apenas unos meses atras, era Sam quien era la criatura mítica. Suya era la enfermedad que no podíamos curar. Suyo era el adiós que más importaba. El tenía el cuerpo que era un misterio, demasiado extraño, maravilloso y terrible de comprender.

Pero ahora es primavera. Con el calor, los lobos restantes pronto perderan sus pieles de lobo y estrán de regreso a sus humanos cuerpos. Pero Sam, permanecerá siendo Sam, y Cole seguirá, siendo Cole y sólo soy yo, quien no esta firme en mi propia piel.


lunes, 22 de noviembre de 2010

Capitulo 9

Franco

Maneje la camioneta con mi sobrino Bryan como copiloto, abandonamos la ciudad para internarnos en el espeso bosque de encino, y ahí oculta entre los árboles se encontraba el que durante muchos años considere mi hogar. La mansión de las panteras es un imponente edifico de piedra, que alberga a casi 100 miembros de la manada; mi familia. Basto con que las enormes puertas de hierro se abrieran de par en par, para que cada pensamiento de alarma y preocupación por el ataque de la pasada noche bombardearan mi mente.

- ¿Qué tan malo fue?- me atrevía preguntar.

- No logramos explicarnos como llegaron tan lejos, pasaron por nuestras mejores defensas, y trataron de llevarse a la abuela – dijo con nerviosismo, pobre chico apenas hace un par de lunas paso por su cambio, imagino el terror que debió pasar por ese ataque.

- Ese maldito de Vladimir, no entiendo lo que intenta hacer – masculle tragando mi ira, no era tiempo de enojarse, debía concentrarme en proteger a mi gente y no en venganza.


Estacione la caminote cerca del Jardín principal, y subimos las escaleras que llevan a la entrada principal de la casa, siempre custodiadas por un par de estatuas de pantera, y a l lado de cada una de ellas mis hermanos mayores Ernesto y Darío me esperaban para darme la bienvenida.

- Hijo tienes talento para convencer a los gatos necios de regresar a casa – felicito Ernesto a su hijo.

- Basto con saber la noticia para que corriera hasta aquí, ustedes son mi familia – replique en respuesta a su comentario.

- Tranquilo hermanito, fue solo una broma, bienvenido a casa gato escurridizo – dijo Carpio dándome un fuerte abrazo.

- Gracias… espero que papá opine lo mismo.

- Bueno entonces que esperas, el viejo esta insoportable, no soporta guardar reposo en su cuarto, pero sus heridas aun no han sanado, se infectaron con sangre de impuro y no lo esta pasando nada bien – contesto Ernesto.


Atravesamos un montón de largos pasillos hasta la recamara, Rafael Paz el líder de la manada, descansaba en su cama, fue impactante verlo así, con sus heridas aun vendadas y un suero en el brazo izquierdo. Mi madre siempre fiel, a su lado, apenas se percato de mi presencia corrió a abrazarme mientras sollozaba.

- Gracias a dios estas a salvo, ese mounstro dijo que te había herido – dijo tratando de contener sus lagrimas.

- Estoy bien mamá, lamento esto, fue culpa mía, eran demasiados y nosotros no pudimos darles batalla – me disculpe.

- Lo importante es que estas aquí, y creo que debo dejarlos solos para que hablen – se dirigió a papá quien ya había despertado.

No eran necesarias las palabras entre dos alphas, bastaba con una mirada a esos sabios ojos que me vieron crecer para saber que había perdón y compresión, después de todo el me enseño a ser todo lo que soy, un hombre, y una pantera, ese magnifico líder, capaz de dar su vida por sus seres queridos, era mi padre. No había reclamos ni rencores, el era mi padre, y por fin comprendí que debía dejar de culparme por la muerte de Cecilia.

- Bienvenido a casa, sabía que tarde o temprano volverías – dijo sonriente.

- Es imposible que los abandonara son mi familia – conteste.

- Lo se, pero me preocupaste mucho, aunque en el fondo sabía que solo necesitabas tiempo para sanar tu corazón, y según se incluso ya late por una dama en especial –

- Supongo que Adi te conto… bueno es algo especial y me tomo por sorpresa, porque ella es humana – confesé.

- Lo se, y eso no fue ningún impedimento para que tu madre y yo estemos juntos – y era verdad mi madre aun era humana, por ese motivo no quería que Karla pensara que solo transformándose podría ser mi compañera, ese era un punto que aun tenia que aclarar.

- Somos tu familia, sea cual sea tu decisión la respetamos, durante casi 100 años he sido el líder de esta manada, pero me temo que mi fuerza esta menguando, no puedo hacer esto solo, es hora de salir a cazar impuros hijo –

- Me temo que tu te quedaras en esa cama un buen rato, déjame el resto a mi –

- Lo se, y confió en ti – dicho eso salí a arreglar los pendientes en casa.

Tenía menos de doce horas para organizar a mi gente y volver con Karla, en cuanto la noche cayera cualquier lugar podría convertirse en el campo de batalla.

- Todo ira bien, respira hondo y cálmate, ya veras que organizar a esos felinos no es tan difícil – bromeo Adalin.

Me tomo por sorpresa en la biblioteca, estaba tratando de ubicar la guarida de los impuros en el mapa de la ciudad.

- Aun molesta porque no te elegí como compañera? – pregunte.
- No, ya no más, Bryan volvió de Canadá y es muy gracioso, por una extraña coincidencia el resulto ser mi compañero – esa era la primera vez que la veía sonreír desde que su hermana falleció.

- Me alegro por ti, Bryan es un gran chico, y sabes no vendría mal un poco de ayuda justo ahora, que dices chica salvaje – si por algo se distingue Adi es por su mente fría y calculadora, astuta como ninguna otra, siempre eficiente, y todo eso aun sin pasar por el cambio, pobre de mi sobrino vaya chica que le toco.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Playful kiss (장난스런 키스 / Jangnanseureon Kise) - Dorama




Reseña:

Basado en el manga original de la mangaka Kaoru Tada “Itazura na Kiss” (beso travieso).

Este dorama me robo el corazón, un monton de suspiros, una buena cantidad de lagrimas, y demasiadas risas; sin más que alegar aquí va de que trata:

Nuestra linda pero atolondrada protagonista Oh Hani esta enamorada,(que novedad en un dorama jajajaja), pero no de cualquier chico, si no del alumno numero uno de la escuela Beak Seung Jo, aunque ese no es un gran problema. Los líos comienzan cuando Hani decide declararle su amor con una carta, a lo cual el chico responde calificándola cual si fuera un examen y restregándole en al cara a la pobre chica que el odia a las chicas tontas, y oh sorpresa Hani esta en el grupo con peores calificaciones del colegio. Después de su desilusión y por azares del destino la casa de Hani se derrumba por un extraño temblor, y un buen a migo de su padre les ofrece quedarse en su casa, y sorpresa sorpresa, ese amigo resulta ser nada mas y nada menos que el padre de Beak Seung Jo. Ahora Hani vivirá en la misma casa del chico al que ama y por el cual fue rechazada, ahora luchara por mejorar sus calificaciones y entrar a la universidad, demostrándole que no es solo una chica tonta y así ganarse su amor.

Con un moton de escenas cómicas y románticas, playful kiss es uno de los doramas más tiernos y divertidos que he visto, la música es muy linda, y en definitiva Kim Hyun Joong como protagonista masculino me dejo completamente enamorada, no se lo pueden perder anexare el link para ver online, espero se diviertan tanto como una servidora.

Saludos soñadores empedernidos.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Portada Awakened

Hola, tal vez para muchas ya es noticia vieja, pero yo me a cabo de enterar y aqui les traigo la portada de awakened para EUA, así como la sinopsis del libro. Solo tengo un comentario al respecto y es: que buenisimo, sexy, hot, super bello, ardiente... Rephaim, jajajaja ya muero por leer este magnifico libro.




Sinopsis 

Comenzamos con Awakened, la octava-y-palpitante historia, del Betseller “Casa de la Noche”, Zoey ha regresado, en su mayor parte entera, desde el Otro Mundo a su lugar legitimo como Suma Sacerdotisa en la Casa de la Noche. Sus amigos están muy contentos de tenerla de regreso, pero después de haber perdido a su consorte humano, Heath, ¿Zoe—o su relación con su súper ardiente Guerrero Stark—alguna vez volverá a ser la misma?


Stevie Rae se siente más atraída hacia Rephaim, el Cuervo Mocker con quien ella comparte una imprenta misteriosa y poderosa, pero él es un peligroso secreto que le aleja de su escuela, sus novatos rojos, e incluso sus mejores amigos.


Cuando la amenaza oscura de Neferet—quién cada vez esta más cerca, y más cerca de lograr su malévola meta de inmortalidad—y Kalona regresan, ¿Qué necesitaran para impedir que la Casa de la Noche se pierda para siempre?, ¿y qué es lo que una desesperada chica podrá hacer para cuidar que su corazón sea irreparablemente roto?

Capitulo 8


Karla

 
Los primeros rayos de sol se filtraron entre las cortinas de la habitación entibiando mi rostro, abrí lentamente los ojos y ahí estaba él, mi Franco, tan bello, durmiendo con tanta tranquilidad a mi lado, su suave y acompasada respiración rosaba mi mejilla, parecía imposible que hace unas hubiera sido herido, los rasguños y golpes desaparecieron sin dejar la mas mínima cicatriz, y seguramente los vendajes de sus costillas y hombro ya no eran necesarios, al parecer eso de ser pantera tenía sus ventajas.


- ¿Es divertido mirarme mientras duermo? – pregunto abriendo esos impresionantes ojos verdes y obsequiándome una sonrisa que me dejo sin aliento.

- Te podría preguntar lo mismo, anoche me observaste mientras aun estaba inconsciente – replique acurrucándome aun más junto a él.

- Me declaro culpable, se supone que debía cuidar de ti, pero me robaste el corazón ahora paga el precio – dijo capturando mis labios en un beso que me hizo sentir en las nubes.

- Así que... después de lo de anoche ¿qué sigue? – el se puso serio de inmediato – lo siento, odio ser quien rompa el encanto de esto, pero ahora que recuerdo todo eso sobre los vampiros, creo que me hace falta una buena explicación de lo que está pasando – pedí sentándome lista para escuchar la historia completa.

- Tienes razón todo te debemos una explicación – dijo franco levantándose de la camilla y retirándose los vendajes.


Lo escuche sin interrumpirlo mientras me explicaba todo, incluso hablo sobre Cecilia y de como Vlad la asesino justo frente a sus ojos sin que el pudiera hacer nada, en el fondo culpaba a su padre por ello, he incluso se culpaba así mismo, eso no lo dijo, pero no fue necesario, al mirar sus ojos reflejan puedo leer sus emociones.


- Hasta que logremos cazar a Vladimir te quedaras en aquí, no te preocupes por Al y Marc ya tu hermana les dio una explicación que no los pone en peligro - trato de tranquilizarme.

- Vale creo que no tengo otra opción, ahora soy el objeto de cacería de ese vampiro demente, pero no me voy a quedar sin hacer nada, sin querer ayer leí la mente de Karina y me dio una idea para poder defenderme – se quedo en silencio unos segundos mirándome con la frustración grabada en su rostro – oye tranquilo, no es lo que tu piensas, no voy a pedirte que me muerdas para que me vuelva una pantera como tu, y no me mal entiendas te quiero, pero no quiero hacerlo en estas circunstancias, alo que yo me refiero es a entrenar mis poderes mentales para poder usarlos como un arma, no sé, tal vez podría convertirme en una cazadora como Lizzet – bromeé con eso último, pero él no capto mi broma.

- Eres muy terca – suspiro - está bien, creo que es buena idea que aprendas lo básico para defenderte, pero lo de ser cazadora... tómalo con calma y luego decide – dijo un poco más tranquilo.


Justo en ese instante tocaron la puerta y entro un chico más o menos de mi edad, alto y delgado, pelirrojo con unos bonitos ojos azules, que sumados a unas lindas pecas en sus mejillas lo hacían verse muy lindo. Sin embargo se notaba preocupado.



- Lamento interrumpir tío, pero la abuela me mando a buscarte, anoche atacaron la mansión y el abuelo esta herido – dijo el chico mientras le ofrecía a Franco una maleta negra, supongo que con una muda de ropa limpia.

- Está bien Bryan, espérame a bajo no tardo – me sorprendí la calma con que se tomo la noticia.

- Ok – y sin más el chico salió de la habitación.

- ¿Vas ir?- tenía miedo de que dijera que no, realmente su familia lo necesitaba más que yo.

- Puedo leer tu mente Karla, no te preocupes si voy a ir, solo quería hacer algo antes de irme- dijo y me aprisiono en un abrazo de oso.

- Todo va estar bien, estás listo para volver, es tu familia, si pudiera iría contigo – le consolé, sentí su miedo e inquietud, esperaba que mis palabras le ayudara a hacer este encuentro un poco más llevadero.

- Eres increíble Karla, tu vida esta peligro y aun así tienes la capacidad de preocuparte por los demás... te veré en la noche – dijo besando mi mejilla y saliendo a velocidad de chico pantera, dios tenía que comenzar a acostumbrarme su súper velocidad felina.


Encontré una maleta con mi ropa y algunas de mis cosas, me di una ducha rápida, y salí de la enfermería cargando con las pocas pertenencias que tenía. La casa o más bien mansión era enorme tenía un patio central y cinco pisos, era de un color blanco, pero estaba adornada por todo tipo de plantas, supuse que esta era zona de estancia para alumnos, porque al pasar no vi ningún aula.


En el tercer piso había letrero que decía “cafetería”, mi estomago gruño en respuesta al delicioso olor de pan recién hecho y sin pensármelo más entre, al parecer era de las clases ya que estaba casi vacía, una mesa estaba ocupada por una linda chica de cabello largo y oscuro, y frente a ella una chica rubia hacia el perfecto contraste, esas chicas eran Lizzet y Karina, el desayuno tendría que esperar al parecer era hora de más explicaciones.

Last sunrise - Primer libro de la saga Angels

Pues resulta que no se que paso con las entradas de mi fic, la tecnología me odia y por lo tanto aqui pondre el libro terminado para que lo puedan descargar, y tengo noticias: oficialmente he decidido hacer un segundo libro de esta Saga a la que bautice como "Angels" (lo sé es poco original jejejje), pero en fin aqui va la sinopsis del primer libro y en unas semanitas pondré lo que llevo del nuevo XD.






Prefacio

El sonido de la sirena lo vuelve todo confuso, mientras mis sentidos se dejan llevar lentamente por la oscuridad, me duele todo el cuerpo, no se porque estoy en esta ambulancia, no se que me ocurrió, de pronto dejarme llevar por este manto negro no parece tan mala idea, si me dejo llevar el dolor se ira también.

Una mano calida envuelve sus dedos alrededor de los míos, mientras una vocecilla se escucha a lo lejos. Al abrir mis ojos me topo con el más bello ángel del cielo, sus hermosos ojos marrones desbordan de lagrimas resbalando de sus lindas mejillas, la chica frente a mi es preciosa simplemente perfecta, y su toque es tan calido, “no te vayas, no me dejes” ruega una y otra vez, besando mi frente, mirándome con ojos suplicantes y llenos de miedo. Esa voz, me es tan familiar, una frase se forma en mi mente, pero ningún sonido
llega a salir de mis labios “te amo”, pero sin importar cuanto me esfuerce la niña a mi lado no me escucha, sacude su cabeza y le grita le paramédico un sin fin de cosas, cosas que no entiendo, pero su voz
esta llena de tristeza y preocupación, “te amo” repito de nuevo, pero no me escucha, algo me jala, me lleva fuera de mi cuerpo, grito y trato de aferrarme, un fuerte sollozo por parte de mi bello ángel me deja en shock, “no, no me dejes” grita con desesperación, no escucho más, la oscuridad se lleva todo. Mis ojos se abren, todo se vuelve a iluminar, pero no se quien soy, ni donde estoy, tampoco se donde esta mi hermoso ángel.

martes, 2 de noviembre de 2010

Halo - Alexandra Adornetto



Sinopsis:

No pasa mucho en Tallow Beach, Pero cuando tres misteriosos adolescentes se inscriben en la escuela secundaria local, todo cambia.

Nadie sabe la verdad: que son ángeles en una misión de salvar al mundo que esta al borde de la destrucción.
Cuando Beth, la menor, se enamora de su compañero Xavier, se enfrenta a una decisión terrible: ¿Desafiara las leyes de los Cielos por amarlo? Las cosas vienen abajo cuando los ángeles se dan cuenta de que no sólo ellos son los unicos que están en Tallow Beach con poderes sobrenaturales. Los inescrupulosos,Jack ve a Beth como el blanco más fácil para promover sus oscuras ambiciones. Los ángeles y Xavier utilizara su poder para superar a la oscuridad - pero Beth sobrevivir a la batalla?


Return to paradise - Simone Elkeles

Bien pues ya esperaba con ansias este maravilloso libro que es la continuación de Leaving paradise, y que les puedo decir mmmm, simplemente me encanto, Simone Elkeles si que supo darle sabor a esta historia, si leiste el primero te aseguro que este no te va defraudar, los besos de Caleb y Mags me dejaron enmielada, y tambien hice unas cuantas rabietas por la actituda de Caleb, pero que seria este sin libro sin sus momentos dificiles jajaja, no les contare más, mejor devoren este libro tan rapido como yo lo hice XD.




Sinopsis:

Maggie y Caleb han sido azotados por el peor año de sus vidas. Atropellada por un coche y teniendo que continuar su vida con una cojera, Caleb nunca pensó que Maggie lo perdonaría. Pero lo hizo... y se enamoró. Lo que compartían era real. Pero Caleb quería ser libre del pasado y de un terrible secreto: él no fue el que atropelló a Maggie. Así que dejó a Paradise y a Maggie para siempre.Cuando Maggie y Caleb, se encuentran cada uno en una ciudad diferente, no pueden negar sus verdaderos sentimientos. ¿Dejará Maggie que Caleb se aleje de nuevo? ¿O Caleb enfrentará la verdad y volverá a Paradise?


domingo, 31 de octubre de 2010

Crescendo - Becca Fitzpatrick


Mi noble e insignificante opinión sobre este libro:

1.- Patch y Nora me desesperan horrores, sobre todo Nora se porta de lo más inmadura, mientras mi pobre Patch sufre.
2.- Que onda con el verdadero nombre de Patch, esta horrible, no dire más para las que aun no han leido el libro.
3.- El final me haciendo esperar con ansias Torment, waaaaaa es que a pesar de todo el libro quedo fantástico.



Sinopsis:

Nora debió haber sabido que su vida estaba muy lejos de ser perfecta. Las cosas no le estan yendo bien a pesar de que comenzó una relación con Patch, su angel guardían, (quién, aparte del título, puede ser descrito como cualquier cosa menos angelical) y sobrevivió a un atento contra su vida. Patch está comenzando a alejarse y Nora no sabe si es por el bien de ella o si se debe a que su interés ahora está dirigido hacia su archi-enemiga, Marcie Millar. Cabe mencionar que Nora está siendo asechada por imágenes de su padre y se ha obsesionado con descubrir qué pasó en realidad con él aquella noche en que se fue a Portland y nunca regresó a casa.

Mientras más se envuelve en el misterio de la muerte de su padre, más se convence Nora de que su sangre Nephilim tiene algo que ver con eso y con el hecho de que ella siempre parece estar más en peligro que una muchacha normal. Y ya que Patch no está contestando a sus preguntas y parece ser un obstáculo en su camino; ella tendrá que comenzar a encontrar las respuestas por su cuenta y confiando demasiado en el hecho de que ella tiene un angel guardián, esto la pondrá en peligro una y otra vez.

¿Pero de verdad podrá ella contar con Patch, o está él ocultando secretos más siniestros de lo que ella pueda imaginar?


viernes, 22 de octubre de 2010

Dark flame - Alison Nôel




Sinopsis:

Al inicio de esta nueva entrega de la fascinante serie de Los Inmortales, Ever está ayudando a su amiga Haven en la transición a la vida como un ser inmortal. Pero con Haven embriagada con sus nuevos poderes y descuidadamente poniéndolos a todos en riesgo, su amistad se vuelve más y más tensa. Al mismo tiempo, Ever profundiza en la magia con el fin de obtener el control sobre su enemigo Roman y liberar a Damen de su poder. Pero cuando el hechizo que lanza sobre este tiene el efecto contrario, ella está ligada a su enemigo más mortal. Frenetica por revertir el hechizo en el momento que la luna entra en una nueva fase, encuentra que sus esfuerzos son inútiles, hay un extraño pulso que corre a través de ella, que la lleva hacia Roman. Desesperada por liberarse de esta terrible maldición antes de que Damen o las gemelas puedan descubrir lo que ha hecho, regresa a Jude y se adentra más profundamente en la magia oscura, en última instancia, arriesgando todo lo que conoce y ama...incluyendo a Damen.



Lamento - Maggie Stiefvater

Hola... pues ya saben que soy una traumada por la saga Lobos de Mercy Falls de Maggie Stiefvater, y y me encontre con este magnifico libro de la autora.


Sinopsis:

Deirder Monaghan, una chica de dieciséis años de edad, es un prodigio musical. Ahora está a punto de descubrir, que también tiene el don para ver a las hadas.

De manera inesperada, se enamora de un misterioso muchacho llamado Lucke, que llega a su vida cotidiana, al parecer de la nada. Pero talvés el interés de Lucke en ella, es algo más sombrío que un simple romance de verano.

Cuando una siniestra hada, de nombre Aodhan, se presenta con órdenes mortales de La Reina De Las Hadas, ella ese ve obligada a involucrarse en este reino.

James, el mejor amigo de Deirdre, que suele ser bromista, pero cuya lealtad hacia ella, es incuestionable, también queda atrapado en este conflicto.
Deirdre esperaba que su verano no fuera muy aburrido, pero enfrentarse a La Reina De Las Hadas, que había vivido durante siglos, no era exactamente lo que ella tenía en mente.


Capitulo 7

Karla

Estaba en shock, el auto se movía entre las calles a gran velocidad, Karina me miraba preocupada mientras la otra chica, Lizzet le ordenaba al chofer las calles debía tomar, esto era como una cacería y al parecer la presa era yo.

- Tenemos que regresar Karina, ellos son solo 7 y los vampiros los rebasan en número – le rogué.
- Eso no se puede hacer, corres peligro, protegerte es nuestra prioridad – dijo Lizzet.
- No me voy a quedar aquí mientras matan a Franco – trate de abrir la puerta sin importarme que el auto estuviera en movimiento, pero Karina me detuvo, mientras Liz ponía una mano en mi frente y todo se volvía oscuro a mi alrededor.

Karina

Esta no era la forma adecuada para que karla se enterara de todo; pero las cosas ocurrieron muy rápido; apenas Franco se dio cuenta del poder mental de mi hermana comprendimos que todos esos vampiros eran atraídos por su gran habilidad de leer la mente e incluso controlarla; no sabíamos con exactitud que tan fuerte era; pero después de sentir ese enorme choque en el cual intentó atacar al impuro nos dimos cuenta de que era grave; y para su mala suerte se tuvo que topar con Vladimir uno de los impuros más viejos y fuertes del mundo, y el asesino de la prometida de Franco.

- Todo va estar bien, Karina hiciste lo correcto no fue tu culpa, Karla oculto sus poderes durante mucho tiempo y nadie lo noto, gracias Dios llegamos a tiempo – me tranquilizó Lizz mientras acomodaba a Karla en el asiento para que descansara.
- Karla es fuerte, no me preocupa tanto, pero tu si, no es bueno para el bebe que viajaras desde Francia, debiste dejar que Franco que hiciera cargo – el embarazó de mi hermana Lizzet fue una sorpresa para todos, el primer bebe mitad lobo y mitad vampiro.
- No te preocupes, estoy bien, no podía abandonarlas no de nuevo, ustedes son mi familia – sonrió, el auto entro en la academia Santa Teresa y solo entonces estuvimos a salvo, pero me preocupaban los chicos, Karla tenía razón eran demasiados impuros para solo 7 cazadores.

Matías mi novio nos encontró en la puerta y nos ayudo a llevar a mi gemela a la enfermería, estaba muy pálida y fría. Me enfoque en curar las heridas que tenia en su mente, ella paso tanto tiempo bloqueando los malos recuerdos de los vampiros que cuando todo eso exploto la dejo confundida y la incapacito para controlar su poder mental, era urgente curar eso o cada vez que viera un vampiro el dolor de cabeza la sacaría de control.

- ¿Cómo esta? – pregunto Mat.
- Bien, ahora solo necesita descansar, ¿los chicos ya volvieron? –
- Si, Franco esta herido, algunas costillas rotas, y al parecer fue un mano a mano contra Vlad, ya sabes que ese anciano es un sádico y le gusta torturar a Franco – dijo sentándose a mi lado junto a la camilla de mi hermana.

Y era cierto, el padre de Franco mato a la compañera de Vladimir, una chica que fue humana y que acepto ser convertida en impuro, Elena tenía grandes poderes mentales cuando fue humana y eso le permitió sobrevivir al cambio, después decidieron mudarse a este pueblo pero no contaban con la manada de cambiadores panteras y lobos que de inmediato les dieron caza, el alpha en ese entonces era el padre de Fran y asesino a Elena, ahora Vlad se cobra venganza, primero mato a Cecilia la prometida y compañera de Franco, ahora iba tras Karla, su ambición y sed de sangre no tenían fin .

- No dejarán de perseguirla ahora, si Franco la convenciera y la convirtiera en un cambiador ella estaría salvo – esa era una solución, no muy inteligente, pero no se me ocurría nada más.
- Estamos hablando de Karla, tu hermana, la persona más obstinada que conozco, no creo que acepte eso – dijo preocupado por mis ideas locas.
- Ya se, es que me preocupa, siempre la deje al margen de todo y pensé que la protegía, pero en verdad solo la puso más en riesgo –
- No fue tu culpa amor, ven vamos a descansar que afuera hay alguien que la quiere ver -

Recargado en la puerta con el tórax vendado y unos rasguños horribles en la cara y brazos estaba Franco, su cara reflejaba preocupación y un amor tan infinito, y profundo que no cabía la más mínima duda de que mi hermana estaría a salvo con este chico sin importar nada.

Franco

Un par de costillas rotas, un hombro dislocado, mordidas y rasguños, pero no importa, mañana sanaran y estaré como nuevo, era ella, Karla quien me preocupaba, su rostro lleno de pánico cuando se dio cuenta de todo, la explicación que le debía, y lo de esta noche por mi descuido. Pero al verla a salvo dormida entre las sabanas rosas de su cama me tranquilizaba, parecía un ángel, la idea de perderla me mataba de miedo, y Vladimir fue muy claro en sus intenciones, no era tanto por el poder mental de Karla que la quería, la quería porque yo la elegí, porque yo la amo.

- Gracias por cuidarla mientras no estaba – le dije a Karina y a Mat.
- No hay de que hermano, los dejamos solos que descansen – sin querer mire dentro de los pensamientos mi amigo y la solución que encontraron para evitar la cacería de Karla era tan absurda que me dieron ganas de gritar de desesperación, convertirla en una pantera igual que yo.

Tan absorto estaba con ese pensamientos que apenas note cuando Karla despertó, tomo mi rostro con sus delicadas manos y me atrajo hacia ella, obsequiándome un beso que jamás podría olvidar, no podía perderla, definitivamente moriría antes de dejar que Vladimir la tenga.

- ¿Cómo te sientes? – pregunte recostándome junto a ella en la pequeña cama.
- Bien, y tu?, esos vendajes... es muy serio? – pregunto preocupada.
- No es nada, mañana habrán sanado... te debo una explicación Karla... entiendo si estas molesta por haberte ocultado todo esto... – me silencio colocando un dedo sobre mis labios.
- No importa, por mi podrías ser un zorro, puma, o jaguar, aun si te amaría igual – esas palabras me dejaron sin que decir en respuesta, me permitió entrar en su mente y era sincera en todo, en realidad ella lo supo todo el tiempo solo que bloqueaba aquello que la aterraba ahora por fin enfrentaba la realidad, y en ese realidad yo ocupaba un lugar importante.
- Eres lo mejor que me pudo haber pasado Karla, no soportaría perderte – confesé enterrando mi rostro en su cuello y aspirando su deliciosa fragancia.
- Ya tendremos tiempo de hablar de lo sucedido, por ahora hay que dormir un poco, ven – dijo levantando las sabanas para que me e acomodara a su la lado, esa noche fue un desastre, pero saber que me amaba hizo que todo valiera la pena, ahora más que nunca estaba seguro de mi deber.

Fin del capi XD

viernes, 15 de octubre de 2010

Capitulo 6

Karla

Después de clases y fiel a su palabra Franco fue por mí a la facultad, me llevo a comer a la cafetería donde trabaja los fines de semana, está de más decir que es todo un caballero y un romántico empedernido, me trato como a una princesa, pero aun me quemaba la curiosidad de saber si realmente ya éramos algo más que amigos, no es que fuera una persona insegura, pero ¿a qué mujer no le gusta escuchar las preciadas palabras “quieres ser mi novia”?.

- ¿En qué piensas?- pregunto mientras comía mi delicioso helado de chocolate.
- ¿En qué categoría puede entrar la cita de hoy?, bueno me refiero a que si lo de hoy es una cita – me moría de ganas por escucharlo decir que sí.
- Depende de ti, tú me gustas Karla, demasiado y tengo que confesar que te quiero igual o más de lo que me gustas, pero la decisión es tuya, no pretendo hacerte sentir obligada a salir con migo – ok, ya no entendí.
- Y eso, ¿qué quiere decir?- dije confundida.
- Quiere decir que me encantaría que aceptaras ser mi novia… así que ¿cuál es tu respuesta?- no pude evitar sonreír en respuesta, mientras él me miraba de esa forma tan intensa que hacía que todo mi mundo diera un vuelco.
- Claro que si, si quiero – dije dándolo un beso que a ambos nos dejo sin aliento. Mi celular interrumpió ese precioso momento, recordándome que aun tenía cosas pendientes por hacer.
- Tu celular es muy oportuno – dijo con sarcasmo
- Lo siento, ´pero ya son las cuatro y me tengo que ir a trabajar – dije con pesar mientras él pagaba la cuenta.
- Lo cual es una verdadera lástima, porque podría pasar una eternidad a tu lado y ni así tendría suficiente – contesto acunando mi rostro con sus manos y obsequiándome un tierno y delicado beso.
- Si una lástima, pero es necesario, Adi tiene exámenes y tengo que ayudarle en su turno –
- Adí?... tu compañera se llama Adriana – pregunto cuando llegamos a la librería, y comenzó a olfatear el lugar arrugando la nariz como si hubiera algo que no le gustará.
- ¿Qué olfateas?, yo no huelo nada extraño, solo a libros – replique.
- Lo que sucede es que a mi ex cuñadito no le gustan los libros – dijo Adalin saliendo de la bodega con algunos ejemplares de manga de Yuki Obata.
- Ex cuñado?...- repetí confusa.
- Mi fallecida hermana Cecilia, era la prometida de Franco – dijo acomodando los mangas en los anaqueles vacios, como si esa información no fuera relevante, pero a mí esa información me tomo con la guardia baja, mire a Franco y estaba pálido, sus ojos brillaban con una emoción que rallaba entre la furia y la tristeza.
- Franco…- murmure preocupada al ver su expresión.
- Me tengo que ir, Karla regreso por ti en la noche, no quiero que andes sola a esas horas, es peligroso- dijo acariciando mi mejilla e ignorando a Adi por completo.
- Adiós Franco – grito Adi, pero él salió a una velocidad impresionante de la tienda.

Me quede atónita mirando la puerta por donde el chico seguro de sí mismo, y que esta mañana me hizo la mujer más feliz del mundo salió desecho, como si lo hubiera golpeado un rayo, y claro a quien no le pasaría eso dadas las circunstancias. Franco comprometido con Cecilia, su novia fallecida, y Adalin era la hermana de esa novia, demasiada información para que mi cerebro la procesara.

- Que rayos – murmure completamente confundida.
- Karla acomode los mangas en el mostrador, ya me tengo que ir, que tengas una bonita tarde – se despidió de mi Adalin.

Así como si la escena de hace unos minutos jamás hubiera ocurrido, me dio un beso en la mejilla y salió contoneándose como si fuera una súper modelo, nunca la había visto así, era como si sintiera satisfacción de haber hecho sentir mal a Franco. La curiosidad me gano y baje todas mis defensas a fin leer su mente pero lo que vi me dejó aun mas sorprendida.

Los recuerdo de Adalin me mostraron a una bella e imponente pantera negra, de ojos verdes musgo impresionantes para ser de un animal, en ellos se leía a la perfección las emociones, como si fueran de una persona, tristeza total, mientras observaba el cadáver de una chica muy parecida a Adalin tirada en el césped con una enorme herida en el cuello, toda esta escena bajo la tenue luz de una luna menguante a mitad de del bosque. Mi cabeza comenzó a dolor como si fuera empujada de algún modo, forzada a salir de esos recuerdos, aturdida levante de nuevo mi escudo mental, de cualquier forma todas esas imágenes no tenían sentido para mí.

Me concentre en mi trabajo y la noche transcurrió tranquila, pero a pesar de mis esfuerzos no podía dejar de pensar en Franco, en Adalin y en su hermana. Cuando dieron las 10 decidí que ya era hora de cerrar, justo cuando estaba a punto de salir me llego un mensaje de texto a mi celular.

“Voy saliendo de mi trabajo espérame unos minutos no tardo” era de Franco.

Terquedad debería ser mi segundo nombre, termine de cerrar el local y camine hacia mi departamento, el frio congelaba mis mejillas y eso me tenía alerta, que podría pasarme, desde siempre he estado sola, y este pueblo en realidad es muy tranquilo. De pronto todas las piezas encajaron en mi mente, recordé el incidente en la librería y lo que dijo Adalin con esos recuerdos, el cadáver con sangre en el cuello, colmillos, vampiros... mi cabeza comenzó a palpitar, un dolor insoportable, me senté en la acera intentando calmarme, no podía respirar.

- Que hace una chica tan linda sola, y estas horas? – la voz del chico a mis espaldas provoco que los bellitos de mi cuello se erizaran.

Me levanté sin ignorándolo, y comencé a caminar lo más rápido que pude, no estaba en condiciones de golpear a este tipo con mi poder mental, no esta noche. Una fría mano me jalo del brazo y me arrojo contra la pared haciendo que mi cabeza golpeara contra el muro.

- Bella princesa no puedes escapar de mi – sonrió el sujeto, era alto, delgado y pálido, sus ojos centelleaban de rojo intenso y de su boca asomaban un par de filosos colmillos.
- Estas de broma? Otro loco fanático de los vampiros – bufe molesta liberando mi poder mental lista para noquearlo y salir corriendo de allí, pero el sujeto no se inmuto por el contrario su sonrisa se agrando y pego su cuerpo al mío.
- Es fácil con los vampiros jóvenes, pero hermosa yo soy uno de los ancianos vi con mis propios ojos la caída del imperio romano, eres un bebe indefenso comparada con migo, es una lástima que tenga tanta hambre, tu poder mental te hace una excelente candidata para convertirte en un magnifico vampiro impuro – me quede inmóvil escuchando la sarta de idioteces, nada tenía sentido, pero ese tipo evocaba recuerdos de mi infancia, detalles como salidos de un cuento de horror.
- Suéltame – chillé aterrada, recordé al fin todo aquello que yo misma había desterrado de mi mente, “los vampiros existe Karla y uno de ellos se llevo a nuestra hermana Lizzet, fue Oscar, no debes confiar en él, es un vampiro impuro”, Kary no dejaba de repetir eso, y ahora todo por fin tenía sentido.
- Buenas noches corazón, fue un placer conocer a una humana tan especial como tu – murmuro rozando su boca sobre mi cuello.
- Déjala ahora– grito Franco arrojando lejos al vampiro con una fuerza increíble, el sujeto golpeo sobre un árbol haciéndolo añicos.
- ¿Qué demonios... cómo hiciste eso? – vaya idiota que soy, el chico salvo mi vida, y eso lo único que logro salir de mi boca.
- No te puedo explicar ahora, pero confía en mí, estas a salvo ahora – dijo acariciando mi mejilla.
- Demasiado tarde chico pantera, tu chica será nuestra, de nuevo vas a perder a tu princesa – dijo el vampiro, estaba de pie sin daño alguno por el impacto que recibió.

Mas sujetos con ojos rojos y colmillos aparecieron de la nada, nos acorralaron en un círculo, ahora si no había escapatoria. Un aullido interrumpió la tétrica escena, de entre los árboles salieron tres lobos, el alpha destacaba de los demás, era el más grande de largo y hermoso pelaje rubio y ojos color caramelo.

- Franco eres un idiota, te dije que nos esperaras – dijo un chico apareciendo justo detrás de los lobos, el muchacho debía tener como 17 años, era alto de ojos verdes y cabello oscuro.
- Da igual Edmond, mira esa pobre chica esta muy asustada, creo que necesita una explicación – una chica rubia de ojos azules llego flanqueando el otro extremo.
- Emma la explicación tendrá que esperar – agrego una voz más, era una delgada de cabello castaño y ojos verdes.
- Dakota te dije que te quedaras en coche – dijo el chico al que llamaban Edmond, en ese instante y ante mis ojos el infierno se desato


Estoy en medio del caos, entre criaturas peludas y con colmillos, cazadores luchando con espadas de plata y otros más estacando vampiros, si alguien me hubiera dicho hace un mes que esto sucedería solo por enamorarme, jamás lo abría creído.

- Karla vete, regresa a casa ahora – grito mi chico mientras se quitaba la ropa listo para transformarse.
- No lo creo – murmure, pero ante mis ojos mi sexy novio se convirtió en una hermosa pantera negra.
- Karla nos vamos ya – dijo mi hermana Karina, tomándome de la mano y arrastrándome lejos de allí.

El callejón al que llegamos estaba completamente oscuro, a lo lejos se escuchaban gritos y gruñidos.

- Esto no puede ser real, Karina esto es una pesadilla – chille abrazando a mi gemela.
- Karla es real, los vampiros, hombres lobos y todo tipo de cambiadores de forma existen, por favor cálmate, es hora de irnos – un automóvil se estaciono en la entrada, y de su interior surgió una persona que siempre creí que era un sueño.
- Chicas al auto ahora – ordeno la chica de ojos azul grisáceo y largo pelo oscuro.
- ¿Quién es ella?- pregunte confusa, mientras mi mente reproducía imágenes de ella durante mi infancia.
- Es Lizzet, nuestra hermana – respondía Karina empujándome al interior del auto.
- Todo es real, Dios mío, hay que volver no podemos dejar a Franco – grite luchando por salir del coche. Un gruñido retumbo en la calle, lo sentí desde el fondo mi alma, Franco estaba en peligro. “Te amo” susurro en mi mente como una delicada caricia “no eres una simple humana”.

lunes, 11 de octubre de 2010

Capitulo 6

Karla



Después de clases y fiel a su palabra Franco fue por mí a la facultad, me llevo a comer a la cafetería donde trabaja los fines de semana, está de más decir que es todo un caballero y un romántico empedernido, me trato como a una princesa, pero aun me quemaba la curiosidad de saber si realmente ya éramos algo más que amigos, no es que fuera una persona insegura, pero ¿a qué mujer no le gusta escuchar las preciadas palabras “quieres ser mi novia”?.



- ¿En qué piensas?- pregunto mientras comía mi delicioso helado de chocolate.

- ¿En qué categoría puede entrar la cita de hoy?, bueno me refiero a que si lo de hoy es una cita – me moría de ganas por escucharlo decir que sí.

- Depende de ti, tú me gustas Karla, demasiado y tengo que confesar que te quiero igual o más de lo que me gustas, pero la decisión es tuya, no pretendo hacerte sentir obligada a salir con migo – ok, ya no entendí.

- Y eso, ¿qué quiere decir?- dije confundida.

- Quiere decir que me encantaría que aceptaras ser mi novia… así que ¿cuál es tu respuesta?- no pude evitar sonreír en respuesta, mientras él me miraba de esa forma tan intensa que hacía que todo mi mundo diera un vuelco.

- Claro que si, si quiero – dije dándolo un beso que a ambos nos dejo sin aliento. Mi celular interrumpió ese precioso momento, recordándome que aun tenía cosas pendientes por hacer.

- Tu celular es muy oportuno – dijo con sarcasmo

- Lo siento, ´pero ya son las cuatro y me tengo que ir a trabajar – dije con pesar mientras él pagaba la cuenta.

- Lo cual es una verdadera lástima, porque podría pasar una eternidad a tu lado y ni así tendría suficiente – contesto acunando mi rostro con sus manos y obsequiándome un tierno y delicado beso.

- Si una lástima, pero es necesario, Adi tiene exámenes y tengo que ayudarle en su turno –

- Adí?... tu compañera se llama Adriana – pregunto cuando llegamos a la librería, y comenzó a olfatear el lugar arrugando la nariz como si hubiera algo que no le gustará.


- ¿Qué olfateas?, yo no huelo nada extraño, solo a libros – replique.

- Lo que sucede es que a mi ex cuñadito no le gustan los libros – dijo Adalin saliendo de la bodega con algunos ejemplares de manga de Yuki Obata.

- Ex cuñado?...- repetí confusa.

- Mi fallecida hermana Cecilia, era la prometida de Franco – dijo acomodando los mangas en los anaqueles vacios, como si esa información no fuera relevante, pero a mí esa información me tomo con la guardia baja, mire a Franco y estaba pálido, sus ojos brillaban con una emoción que rallaba entre la furia y la tristeza.

- Franco…- murmure preocupada al ver su expresión.

- Me tengo que ir, Karla regreso por ti en la noche, no quiero que andes sola a esas horas, es peligroso- dijo acariciando mi mejilla e ignorando a Adi por completo.

- Adiós Franco – grito Adi, pero él salió a una velocidad impresionante de la tienda.

Me quede atónita mirando la puerta por donde el chico seguro de sí mismo, y que esta mañana me hizo la mujer más feliz del mundo salió desecho, como si lo hubiera golpeado un rayo, y claro a quien no le pasaría eso dadas las circunstancias. Franco comprometido con Cecilia, su novia fallecida, y Adalin era la hermana de esa novia, demasiada información para que mi cerebro la procesara.

- Que rayos – murmure completamente confundida.
- Karla acomode los mangas en el mostrador, ya me tengo que ir, que tengas una bonita tarde – se despidió de mi Adalin.

Así como si la escena de hace unos minutos jamás hubiera ocurrido, me dio un beso en la mejilla y salió contoneándose como si fuera una súper modelo, nunca la había visto así, era como si sintiera satisfacción de haber hecho sentir mal a Franco. La curiosidad me gano y baje todas mis defensas a fin leer su mente pero lo que vi me dejó aun mas sorprendida.

Los recuerdo de Adalin me mostraron a una bella e imponente pantera negra, de ojos verdes musgo impresionantes para ser de un animal, en ellos se leía a la perfección las emociones, como si fueran de una persona, tristeza total, mientras observaba el cadáver de una chica muy parecida a Adalin tirada en el césped con una enorme herida en el cuello, toda esta escena bajo la tenue luz de una luna menguante a mitad de del bosque. Mi cabeza comenzó a dolor como si fuera empujada de algún modo, forzada a salir de esos recuerdos, aturdida levante de nuevo mi escudo mental, de cualquier forma todas esas imágenes no tenían sentido para mí.

Me concentre en mi trabajo y la noche transcurrió tranquila, pero a pesar de mis esfuerzos no podía dejar de pensar en Franco, en Adalin y en su hermana. Cuando dieron las 10 decidí que ya era hora de cerrar, justo cuando estaba a punto de salir me llego un mensaje de texto a mi celular.

“Voy saliendo de mi trabajo espérame unos minutos no tardo” era de Franco.

Terquedad debería ser mi segundo nombre, termine de cerrar el local y camine hacia mi departamento, el frio congelaba mis mejillas y eso me tenía alerta, que podría pasarme, desde siempre he estado sola, y este pueblo en realidad es muy tranquilo. De pronto todas las piezas encajaron en mi mente, recordé el incidente en la librería y lo que dijo Adalin con esos recuerdos, el cadáver con sangre en el cuello, colmillos, vampiros... mi cabeza comenzó a palpitar, un dolor insoportable, me senté en la acera intentando calmarme, no podía respirar.

- Que hace una chica tan linda sola, y estas horas? – la voz del chico a mis espaldas provoco que los bellitos de mi cuello se erizaran.

Me levanté sin ignorándolo, y comencé a caminar lo más rápido que pude, no estaba en condiciones de golpear a este tipo con mi poder mental, no esta noche. Una fría mano me jalo del brazo y me arrojo contra la pared haciendo que mi cabeza golpeara contra el muro.

- Bella princesa no puedes escapar de mi – sonrió el sujeto, era alto, delgado y pálido, sus ojos centelleaban de rojo intenso y de su boca asomaban un par de filosos colmillos.

- Estas de broma? Otro loco fanático de los vampiros – bufe molesta liberando mi poder mental lista para noquearlo y salir corriendo de allí, pero el sujeto no se inmuto por el contrario su sonrisa se agrando y pego su cuerpo al mío.

- Es fácil con los vampiros jóvenes, pero hermosa yo soy uno de los ancianos vi con mis propios ojos la caída del imperio romano, eres un bebe indefenso comparada con migo, es una lástima que tenga tanta hambre, tu poder mental te hace una excelente candidata para convertirte en un magnifico vampiro impuro – me quede inmóvil escuchando la sarta de idioteces, nada tenía sentido, pero ese tipo evocaba recuerdos de mi infancia, detalles como salidos de un cuento de horror.

- Suéltame – chillé aterrada, recordé al fin todo aquello que yo misma había desterrado de mi mente, “los vampiros existe Karla y uno de ellos se llevo a nuestra hermana Lizzet, fue Oscar, no debes confiar en él, es un vampiro impuro”, Kary no dejaba de repetir eso, y ahora todo por fin tenía sentido.

- Buenas noches corazón, fue un placer conocer a una humana tan especial como tu – murmuro rozando su boca sobre mi cuello.

- Déjala ahora– grito Franco arrojando lejos al vampiro con una fuerza increíble, el sujeto golpeo sobre un árbol haciéndolo añicos.

- ¿Qué demonios... cómo hiciste eso? – vaya idiota que soy, el chico salvo mi vida, y eso lo único que logro salir de mi boca.

- No te puedo explicar ahora, pero confía en mí, estas a salvo ahora – dijo acariciando mi mejilla.

- Demasiado tarde chico pantera, tu chica será nuestra, de nuevo vas a perder a tu princesa – dijo el vampiro, estaba de pie sin daño alguno por el impacto que recibió.

Mas sujetos con ojos rojos y colmillos aparecieron de la nada, nos acorralaron en un círculo, ahora si no había escapatoria. Un aullido interrumpió la tétrica escena, de entre los árboles salieron tres lobos, el alpha destacaba de los demás, era el más grande de largo y hermoso pelaje rubio y ojos color caramelo.

- Franco eres un idiota, te dije que nos esperaras – dijo un chico apareciendo justo detrás de los lobos, el muchacho debía tener como 17 años, era alto de ojos verdes y cabello oscuro.

- Da igual Edmond, mira esa pobre chica esta muy asustada, creo que necesita una explicación – una chica rubia de ojos azules llego flanqueando el otro extremo.

- Emma la explicación tendrá que esperar – agrego una voz más, era una delgada de cabello castaño y ojos verdes.

- Dakota te dije que te quedaras en coche – dijo el chico al que llamaban Edmond, en ese instante y ante mis ojos el infierno se desato


Estoy en medio del caos, entre criaturas peludas y con colmillos, cazadores luchando con espadas de plata y otros más estacando vampiros, si alguien me hubiera dicho hace un mes que esto sucedería solo por enamorarme, jamás lo abría creído.

- Karla vete, regresa a casa ahora – grito mi chico mientras se quitaba la ropa listo para transformarse.

- No lo creo – murmure, pero ante mis ojos mi sexy novio se convirtió en una hermosa pantera negra.

- Karla nos vamos ya – dijo mi hermana Karina, tomándome de la mano y arrastrándome lejos de allí.

El callejón al que llegamos estaba completamente oscuro, a lo lejos se escuchaban gritos y gruñidos.

- Esto no puede ser real, Karina esto es una pesadilla – chille abrazando a mi gemela.

- Karla es real, los vampiros, hombres lobos y todo tipo de cambiadores de forma existen, por favor cálmate, es hora de irnos – un automóvil se estaciono en la entrada, y de su interior surgió una persona que siempre creí que era un sueño.

- Chicas al auto ahora – ordeno la chica de ojos azul grisáceo y largo pelo oscuro.

- ¿Quién es ella?- pregunte confusa, mientras mi mente reproducía imágenes de ella durante mi infancia.

- Es Lizzet, nuestra hermana – respondía Karina empujándome al interior del auto.

- Todo es real, Dios mío, hay que volver no podemos dejar a Franco – grite luchando por salir del coche. Un gruñido retumbo en la calle, lo sentí desde el fondo mi alma, Franco estaba en peligro. “Te amo” susurro en mi mente como una delicada caricia “no eres una simple humana”.

Fin del capi XD

miércoles, 6 de octubre de 2010

Vampire Academy- Richelle Mead



Sinopsis:

Los dhampir no pueden enamorarse. Son exclusivamente guardianes y están obligados a protegerse continuamente de las mortales amenazas de los Strigoi (los vampiros más violentos y peligrosos, los únicos que nunca mueren). Esto es un problema para Rose cuando descubre que su tutor en la Academia de vampiros va a ser Dimitri, por quien se siente más que atraída. El único rival a su medida es también el único que puede ayudarla a salvar a su mejor amiga…




Traicionada Libro 2 (Saga La casa de la noche) - P. C. Cast y Kristin Cast



Sinopsis:

La novata vampira Zoey Redbird consigue adaptarse a la escuela de vampiros la Casa de la Noche. Por fin se siente como en casa, e incluso es elegida como líder de las Hijas Oscuras. Y lo mejor de todo, se echa un novio… o dos. Pero entonces ocurre lo impensable: aparecen asesinados algunos adolescentes humanos, y todas las pruebas apuntan a la Casa de la Noche. Zoey comienza a darse cuenta, mientras el peligro acecha a los humanos de su antigua vida, que los mismos poderes que la hacen única pueden a la vez suponer una amenaza para aquellos a los que ama. Entonces, cuando más necesita a sus nuevos amigos, la muerte golpea la Casa de la Noche y Zoey tiene que enfrentarse con coraje a una traición que puede partirle el corazón, el alma y hacer tambalearse todo su mundo.




Marcada Libro 1 (Saga La casa de la noche) - P. C. Cast y Kristin Cast




Sinopsis:

Después de ser «marcada», la joven Zoey se une a La Casa de la Noche, una escuela donde se entrenará para convertirse en un vampiro adulto. Eso, si consigue superar el Cambio; y no todos los marcados lo logran. Es un rollo comenzar una nueva vida, en especial lejos de sus amigos. Además Zoey no es la típica iniciada. La diosa vampira Nyx la ha elegido como alguien especial. Pero no es la única iniciada de La Casa de la Noche con poderes especiales. Cuando descubre que la líder de las Hermanas Oscuras, el grupo de élite de la escuela, abusa de los dones concedidos por la diosa, Zoey debe buscar en su interior el valor para abrazar su destino... Con algo de ayuda de sus nuevos amigos vampiros.


sábado, 2 de octubre de 2010

Capitulo 5


Karla


Al final tuve que comer mi sándwich en el autobús de camino a la biblioteca, Marc y Alphonse no me preguntaron porque tarde tanto en llegar, pasamos la tarde enterrando al cara en montones de libros, honestamente termine agotada y con ganas de dormir por un siglo para recuperar mis fuerzas. Cuando llegamos al departamento Al se fue a duchar y se arreglo para salir con su novio Marco, lo cual me aseguraba que esta noche dormiría sola.

Pedí una pizza para cenar y me puse a ver la tele, después de un rato el sueño me venció y me arrastre hasta mi litera, apenas mi cabeza toco la almohada me quede dormida, entre sueños sentí el calor de un cuerpo junto al mío, Alphonse?... no… de eso estaba segura, de nuevo tenia otro sueño con Franco y me negué a despertar, decidí disfrutarlo al máximo, la sensación de sus suaves caricias, y los pequeños besos en mi cuello, esto era por mucho uno de mis mejores sueños.

Pero todo lo bueno siempre tiene un final, alguien toco la puerta despertándome del paraíso, no tenía ganas de levantarme, pero seguían llamando a la puerta y no tuve más remedio que pararme a abrir, y ahí estaba, como si por mi sueño hubiera sido invocado mi sexy mesero con el desayuno en sus manos.


- Sé que es un poco temprano, pero decidí pasarme para invitarte a desayunar- dijo sonriendo de una manera que casi me derrito ahí mismo.

- Gracias... – balbucee aun en shock – en verdad que es una sorpresa muy agradable- dije dejándolo pasar.


Entró y tomó los platos de su sitio, comenzó a servir todo en dos raciones, todo olía delicioso.


- ¿Cómo sabías que estoy sola? – pregunte al ver la seguridad con la que se movía en el departamento.

- Marquito es mi primo – dijo encogiéndose de hombros.

- El novio de Alphonse, vaya coincidencias – me senté frente a él, y comencé a mordisquear un panecillo. Mi desayuno traía lo básico, café con leche, panecillos y huevos revueltos con jamón.

- Tengo muchas familia en la ciudad, tíos, primos, hermanos, la gran mayoría nació aquí y vive aquí –

- Debe ser genial tener una familia tan grande, en casa solo somos mamá, papá, mi gemela y yo –

- Conozco a Karina, pero para ser gemelas la verdad es que son muy distintas en sus personalidades, nunca te confundiría con ella, eres única y muy especial – caí con el poder de su mirada, no podía apartar mi vista de sus hermosos ojos verdes.

- Si, al menos mi novio no tiene complejo de vampiro –bromeé a recordar los chupetones en el cuello de Kari, pero al escuchar esa frase se tenso.

- Entonces tienes novio?- pregunto un poco molesto.

- No tengo, solía ser una chica muy impulsiva y siempre estaba metida en líos, pero he cambiado, ahora soy una chica responsable y ñoña, aunque eso no es sexy – dios cada vez digo más tonterías, soy idiota o que cosa – y entonces si estudias en la misma escuela que mi hermana porque no estás en clases? – pregunte cambiando de tema.

- Estoy terminando la licenciatura, solo falta mi tesis y para eso solo tengo que ver a mi asesor dos veces a la semana –

- Wow, pero te ves muy joven para ya estar a punto de titularte, ¿Cuántos años tienes? – y hablando de preguntas indiscretas.

- 21- contesto entretenido con sacando las chispas de chocolate de su panecillo.

- Vaya, yo apenas cumpliré 19 en diciembre – la alarma en mi celular nos interrumpió, recordándome que tenía que ir a clases.

- Es tarde, tienes que ir a clases – dijo un poco decepcionado.

- El tiempo vuela cuando te diviertes – malditos impulsos, me disponía a despedirme de él con un educado y muy formal beso en la mejilla, mi cuerpo pedía otra cosa, y de nuevo lo bese en los labios, me aparte rápidamente al notar su expresión de sorpresa.

- Perdón – dije bajando la mirada al piso, y sintiendo mis mejillas arder de vergüenza.

- Ok... no pasa nada... solo avísame cuando tengas planeado hacerlo de nuevo – se acerco a mí y rodeo mi cintura con sus fuertes brazos, pegando su cuerpo al mío de forma protectora.

- No sé qué me pasa contigo, en verdad no lo entiendo – murmure sin levantar la vista aun, temiendo encontrarme con su intensa mirada que me hace olvidarme de todo.

- Creo... que algún día vas a odiarme por esto – dijo tomando mi barbilla con su mano y levantando mi rostro a escaso centímetros del suyo, ahí fue cuando me perdí, acerco sus labios a los míos y nos besamos, nada que ver con aquellos besos furtivos, este era pura pasión, casi desesperado, intentando aferrarnos el uno del otro.


Nos separamos en busca de aire, sus bellos ojos verdes me miraban cargados de tantos sentimientos, sin ocultar nada, y en esa mirada note que al igual que yo ese beso no fue suficiente, aún queríamos más.

- Creo que mejor me apuro para ir a clases – dije separándome de él para buscar mis cosas.

- Ok, paso por ti cuando salgas, préstame tu celular para registre mi numero – se lo di y entre al baño a cambiarme.


¿Por qué confiaba tanto en él?, la simple idea de estar desnuda, incluso en la habitación contigua a donde se encontraba él me ponía nerviosa. Cuando salí aun está ahí, limpio el desorden del desayuno y me acompaño hasta el campus, fuimos tomados de la mano platicando como si fuéramos viejos conocidos, y no un chico al que acabara de conocer.


- Te veo en la tarde Karla – se despidió de mi dándome un raido beso.

- Ok... –murmuré aturdida por todo el bombardeo de emociones, pero ¿qué se supone que somos ahora, amigos o novios?


Franco


Soy un cambiador del tipo pantera y al igual que cualquier otro cambiador solo tenemos una sola compañera de por vida. En mi caso fue Cecilia, después de encontrarla ella se volvió mi razón de existir, apenas puedo creer que sobreviví después de perderla.

Ceci murió hace dos años, la mato un vampiro impuro, después de eso dejé mi manada y renuncie a mi derecho de ser el alpha, papá estaba furioso pero no me importo, después de todo aun tiene a Darío y a Pablo, mis hermanos mayores.

No sé si lo hice por convicción propia o por venganza, pero empecé a cazar impuros por mi cuenta, no me importaba que fuera peligroso, quizá en el fondo solo deseaba morir también. Aun recuerdo esa noche, el impuro me tendió una trampa y me tenía acorralado en un oscuro callejón, mis heridas eran serias pues se habían infectado con sangre de impuro, lo cual es veneno letal para los de mi especie, y justo cuando solo esperaba la muerte un fuerte lobo de pelaje rubio intervino en la batalla.

Ese lobo era Martín de France, se volvió mi mejor amigo, y mi alpha, a donde fuera el ahí estaba yo a su lado luchando, me convertí en un cazador de impuros, e incluso me ofreció terminar mi carrea en la academia Santa Teresa, la cual es una escuela donde estudian las criaturas de la noche junto con algunos humanos con habilidades especiales. Mi padre no tardo en molestarse cuando supo de ello, y desde entonces no deja de insistir en que vuelva a casa y que adopte como compañera a Adalin la hermana pequeña de Ceci, pero no puedo amar a esa chiquilla, y ahora entiendo el porqué, al conocer a Karla mis sentimientos se han despertado de nuevo, al principio solo la vigilaba por ser una de las hermanas de Lizzet, quien es la compañera de Martín, pero luego no pude sacarla de mi mente, y ahora me temo que se ha quedado para siempre en mi corazón.


- Hueles a perfume de mujer, una humana – reclamo una vocecilla a mis espaldas, ese tonito de niña malcriada lo conozco muy bien.

- Adalin qué haces aquí? Deberías estar en la escuela – dije girándome para encarar la hermana menos de mi fallecida compañera.

- Tu padre quiere saber cuando vuelves a casa, y porque has dejado de usar tu cuenta bancaria – dijo mirándome con sus ojos miel expresando enojo.

- Adi, veté a clases los problemas con papá los puedo arreglar yo solo – respondí.

- Sabes que aun puedes ser el alpha, yo podría ser tu compañera solo tienes que aceptarme – se acerco a mí y envolvió sus brazos alrededor de mi cintura.

- Aun falta un par de meses antes de tu cumpleaños 18, tienes tiempo de encontrar a tu verdadero compañero – conteste alejándome de ella.

- Quién es ella... por la que me estas tratando así... laque dejo esa fragancia en ti... estas abandonando a tu familia por una humana que no vale la pena – chillo furiosa.

- Cumplo con mi deber, acepte ser parte de la manada de Martín y es mi deber cuidar de los suyos, deja esto en paz, veté a clases – se limpió las lagrimas con la mangas de su suéter y me dio una mirada de puro odio.

- Una humana no es digna de ti, y no pienso darme por vencida – dijo antes de cruzar la calle dispuesta a tomar el bus para la escuela.


Definitivamente papá no dejaría de insistir en esto, pero usar a Adi era el colmo, aun falta para su cambio pero sus sentidos se han agudizado demasiado y me preocupa que se dé cuenta quien es ahora la persona más importante en mi vida, porque no estoy dispuesto a renunciar a ella por nada del mundo.


Fin del capi, el proximo fin de semana pondré más:D

viernes, 24 de septiembre de 2010

Kisses from hell - Sunshine - Richelle Mead

Pues aqui les dejo esta historia corta de Richelle Mead la autora de la saga Vampire Academy, traducido por el Blog Dark patiente, esta corita y muy bella, en lo personal me encanto, pero bueno chequenla y ya me contaran que les parece aqui les pongo la sinopsis y link de descarga, besos nenas.



Sinopsis:

Una historia de la Saga 'Vampire Academy' en donde podemos conocer el pasado de los padres de Lisa.


Eric Dragonir, se ve obligado a 'casarse' para así mantener viva su descendencia, y mantener en vigencia su apellido Dragomir.

Pero a veces, las cosas no son fáciles, no después de la muerte de su madre, y su padre esta empeñado en casarlo lo más rápido posible. En un viaje hacia Chile, debido a la promesa de una gran fiesta, Eric y sus compañeros sufren el ataque de los Strigoi.

Después del gran ataque, y descubrir que sus compañeros se comportan como 'niñatos', Eric conoce a Rhea, alguien que parece centrada, e inusual, ya que se interesa por aquellas personas, por las cuales la gran mayoría de Moroi no lo haría.

Y es allí, en medio de una alocada fiesta de graduación, que el amor nace entre ellos. Aunque las cosas no se les pone nada fácil, ya que cada uno, tiene pareja.

Descubre como este par, logra sobre pasar los obstáculos.







Capitulo 4

Franco

En el bar quise preguntarle como estaba, me preocupaba que el bloqueo mental no funcionara, es como si ella no pudiera permanecer bajo ese trance, pero lo peos de toda esta situación son estos repentinos celos de su amiguito, las bromas que se gastan me ponen de mal humor, a pesar de que soy consciente de ese chico es gay. No me acerque a ella por el resto de la noche, poco tiempo después se marchó después de ser abandonada por Alphonse, y dejo olvidad su cartera en la mesa. Sin querer miré sus credenciales... bueno en realidad si quería verlas, el punto es que encontré una tarjeta donde estaba escrita su nueva dirección y decidí llevarle su cartera.

Era muy tarde, o más bien temprano las tres de la madrugada para ser exactos, pero sentí su mente intranquila aun del otro lado de la puerta, el bloqueo mental se desvanecía y los recuerdos regresaban causándole una jaqueca infernal. Toque la puerta y la escuche quejarse, pero finalmente se levanto a atender la puerta, me observo por la mirilla y un par de minutos después abrió la puerta.


- No te cansas de salvarme, mil gracias por recuperar mi cartera – dijo invitándome a pasar.
- Bueno alguien debe hacerlo, lamento haberte despertado, quizá debería irme- masculle apenado al notar su linda pijama de ositos, ¿cómo era posible que aun con toda esa franela encima luciera tan sexy?
- No te preocupes, no podía dormir, me duele la cabeza – se quejo sentándose en una silla frente a mí.
- Jaqueca... no tienes patillas en algún sitio?- pregunte buscando un botiquín.
- En el baño, el botiquín esta en el baño – contesto como si leyera mi mente, “coincidencias” me dije a mi mismo, porque eso no era posible.
- Ok – entre al baño y finigi abrir el dichoso botiquín, en su lugar saque unas pastillas muy especiales, esas le ayudarían a olvidarlo todo – listo toma – le serví un vaso de agua y le di dos pastillas.
- Gracias – contesto después de tomarlas – creo que a ya te debo demasiados favores – contesto con el sueño grabado en sus ojos, efecto inmediato de las pastillas.
- Te dejaré descansar, vamos – la cargue en mis brazos para llevarla a su cama, mi olfato me dijo que era la cama de arriba.
- ¿Cómo sabes que duermo arriba?- pregunto soñolienta.
- Por las cobijas rosas – bromeé, colocándola en la litera, al instante mis brazos la extrañaron
- Eres increíble – murmuró casi dormida, Dios, moría de ganas por besarla, mi pantera interior rugió por la necesidad de un beso suyo – yo también quiero besarte – dijo ella, entonces era cierto, podía leer mi mente, no pude averiguarlo en ese instante, sus brazos se envolvieron al rededor de mi cuello y me beso, apenas un leve roce de labios, pero lleno de tanta ternura, como un dulce martirio y luego se quedo dormida.

Trate de recuperarme de aquel beso, la acomode en la cama y la abrigue bien con sus cobertores, cerré con seguro la puerta y salí por la ventana, era un tercer piso, pero no había problema con eso, después de todo soy un felino.

En mi cabeza rondaban muchas preguntas para Karina, 1) ¿Porqué su hermana luchaba contra el bloqueo mental?, 2) ¿Cómo puede leer la mente de un cambiador?... o quizá puede leer la mente de cualquier criatura, rayos, esas preguntas no me dejarían dormir. Bueno quizá las preguntas no sean el motivo de mi insomnio repentino, era el beso, sus delicados labios sobre los míos... le di el medicamento para olvidar... me maldije a mi mismo... y si olvidaba también el beso, no quería empezar de nuevo, yo quería continuar desde donde lo dejamos.

Karla

Dormí como un bebe después de que Franco me regresara mi cartera y luego me acostara en mi cama, soñé con él, en mi sueños el no dejaba de susurrar lo mucho que deseaba besarme, así que finalmente decidí besarlo yo, no fue un beso apasionado, fue pura dulzura y luego nada más en mi memoria, , pero solo eso, luego mi sueño cambio, esos bellos ojos verde musgo que me observaban cambiaron de dueño, en lugar del mesero sexy había una enorme pantera negra, con su hermoso pelaje brillante ronroneando con alegría mientras su lengua acariciaba mi mejilla, por extraño que parezca no me dio miedo, al contrario me sentí protegida y muy amada.

- Karla, Karla, Karla, despierta ya son las 12 tienes que ir a trabajar – grito Alphonse.
- Mierda – chille, levantándome lo más rápido que pude - ¿Por qué no me despertaste antes? – pregunte cambiándome con lo primero que encontré el closet.
- Crees que no lo intente, pero cuando duermes no hay poder humano que te despierte – se burló – vamos yo te llevo en la camioneta – ofreció sirviéndome una taza de leche caliente.
- Ok, ya vámonos – dije tomándola a toda prisa. En menos de cinco minutos ya estábamos en la librería.

Era domingo, pero no se sentía como un fin de semana normal, Marc debía exámenes por estar ausente a causa del ataque del miércoles, y Alphonse y yo teníamos montones de tarea esperando, y anoche nos desvelamos por irnos de parranda. Mi jefe, gracias a Dios es un sol y no me regaño por llegar tarde, incluso me dejo salir antes para alcanzar a los muchachos en la biblioteca y estudias.

Buen ese era el plan original, pero al pasar por la cafetería mi estomago gruño de hambre, entre decidida a comprar algo para comer rápido y salir corriendo directo a la biblioteca.


- Un café y un sándwich para llevar – pedí al chico tras la barra.
- Estas segura de que no prefieres tomarlos a aquí? – pregunto el muchacho, su voz provoco que mi estomago revoloteara, y Franco volteo a verme con mi orden en sus manos y obsequiándome una sonrisa que me robo el aliento.
- Gracias – tartamudeé, pagando con un billete, al tomarlo él, nuestras manos se tocaron por un instante y sentí como si una descarga eléctrica recorriera mi cuerpo.
- Ya te sientes mejor, ese jaqueca ya no te molesta – pregunto amablemente sin apartar su mirada mi rostro.
- Si, gracias a las pastillas que me diste estoy como nueva – conteste –así que ahora trabajas aquí? – no pude reprimir mi curiosidad.
- Soy nómada, no tengo un empleo fijo, donde hay vacante me acomodo, cubriendo descansos, vacaciones o días festivos – explico.
- Entonces no estudias? – el sonrió ante mi pregunta y sus ojos verdes enfocaron mis labios, él quería besarme, yo sé como rayos lo sé, pero eso es lo que está pensando justo ahora, el quiere besarme.
- Estoy terminando mi licenciatura en idiomas, estudio en la Academia Santa Teresa –
- Mi hermana estudia enfermería ahí – mi celular sonó, un mensaje de parte Al, preguntado donde estaba.
- Te tienes que ir ya? – preguntó y vi u leve destello de decepción en su ojos.
- Eso parece, nos vemos luego Franco – y sin pensármelo dos veces me pare de puntitas para alcanzarlo y deposite un raído beso en sus labios.

Ese simple acto nos dejo atónitos ambos, no di explicaciones ni mire atrás, salí a toda prisa con mi corazón latiendo como loco. Estar cerca de él me hacía perder el control de todo, incluso mis poderes mentales salían a flote sin mi consentimiento, porque leer la mente de una persona es lo que evito a toda costa, sin embargo con él era más una necesidad, como si no pudiera existir sin estar cerca de él, y eso me asustó.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Leaving paradise - Simone Elkeles


Hace un par de semanas lei este libro y me amanecio hasta que lo termine, la historia es increible y bella, lo recomiendo definitivamente.

Sinopsis:

CALEB: Estoy feliz de regresar a casa después de un año de estar encerrado en un centro de corrección juvenil por un accidente en estado de ebriedad. Pero si estoy feliz por eso, ¿por qué me siento tan ansioso? Frente a mis padres seré duro. También tengo que empezar mi último año de escuela secundaria y enfrentar a los chicos de la escuela y a los amigos que me abandonaron después de ser arrestado. Lo peor es que Maggie Armstrong es mi vecina de al lado.

¿Quién es Maggie Armstrong? Oh, ella es la chica por la que fui a la cárcel al dejarla lisiada. Me acuerdo de mi error todos los días de mi vida por culpa de ella. La vida simplemente no es justa.

MAGGIE: No puedo creer que Caleb Becker sea liberado pronto. Pensaba en ir a España para el último semestre del tercer año de secundaria para poder evitar enfrentarme a él. Pero mis planes se dañaron porque Caleb será liberado pronto de la cárcel juvenil. Eso me molesta ya que mi vida ha dado un vuelco debido al accidente y que Caleb regrese será como saltar de vuelta a dónde él me dejó. La vida no es justa y odio a Caleb con toda mi alma. Pero, ¿cómo puedo estar lejos de mi enemigo cuando está donde quiera que vaya? Esto me recuerda lo mucho que mi vida cambió cada día por culpa de él. La vida simplemente no es justa.

Capitulo 3

Karla

- Alphonse tengo frio, puedo bajar a dormir contigo – le pedí a mi amigo, estábamos en el mes de noviembre y el invierno comenzaba a dar signos de vida.
- Vale pero solo esta noche, mañana arreglo la calefacción cariño – mascullo medio dormido, baje con mis cobijas y me acurruque a su lado.
- Gracias – dije sintiendo como me abrazaba y entrelazaba sus piernas con las mías haciéndome recuperar el calor.
- Descansa, mañana será un largo día con papi suegro – se burlo.
- Oh si, me muero de ganas por conocerlo – dije antes de quedarme profundamente dormida.

Adoro los sueños, en ellos puedes estar donde tu quiera, y con quien tu quiera, en mi sueño el sexy mesero estaba a mi lado, acostado con migo en una enorme cama con sabanas de seda, nos besábamos, y se sentía todo muy real, sus labios eran cálidos y suaves conocían perfectamente su labor, sus manos me obsequiaban las caricias más bellas del mundo. Entones algo... no más bien alguien me despertó.

- Ese es mi hijo, mira nada más que linda chica! – grito un sujeto vestido de vaquero, el responsable de interrumpir mi precioso sueño.
- Papá – exclamo sorprendió Al - ¿Cómo entraste? – bueno no teníamos de que avergonzarnos, Al tenía su pijama azul de algodón y yo dormí con doble pantalón de franela y un enorme suéter de punto.
- Quería atraparte infraganti, vamos, no me presentas a tu dama? – dijo sonriente, me peine como pude mis rubios cabellos, justo a tiempo para recibir un fuerte abrazo de papi suegro.
- Papá ella es Karla Peralta mi chica, Karla él es mi padre Alberto Rojas – nos presentó Al sin mucho ánimo.
- Mucho gusto primor, aquí hace un frio del demonio, así que les traje de regalo un calefactor nuevo, lo deje en la camioneta no tardo – vaya el señor resulto ser muy efusivo, en un minuto estaba aquí y al siguiente ya se había ido a traer “nuestro regalo”.
- ¿Tenías un buen sueño?- pregunto Al.
- Mierda, hablo dormida – recordé con pesar.
- Y besas dormida baby, porque crees que papá esta tan contento – se burlo.
- Qué vergüenza, lo siento –
- No pasa nada, luego me cuentas con quien soñabas, anda ve a ponerte guapa primor – dijo pellizcando mis mejillas.
- Ya voy, cosa sexy hermosa – dije siguiéndole el juego y le regrese el cariño dándole una sonora nalgada.

El señor Rojas conecto el nuevo calefactor, se deshizo del viejo, nos invito a almorzar y luego me llevo a mi trabajo en la librería, y se marcho con Alphonse para charlar. No era un mal tipo, pero cada vez que mencionaba como serían nuestras vacaciones cuando me presentará al resto de la familia, el pobre de Al se ponía pálido y trataba de cambiar el tema.

- Buen día don Santiago – salude a mi jefe, me coloque mi gafete de empleada y tome mis cosas para limpiar los estantes.
- Buen día Karla, antes de que limpies ¿podrías por favor traerme una caja de libros de la bodega?, es la que dice nuevos en ingles – dijo sonriéndome.
- Claro – baje a la bodega, tome la caja y subí a la tienda – quiere que los acomodé? – pregunté.
- Si, esa es una gran idea – don Santiago tiene casi 60 años, tiene dos hijas ambas viven en el extranjero, y debo decir que adoro mi trabajo, mi jefe es genial, y me da acceso a montones de libros sin problema.
- ¡Dios mío!- exclame sorprendida al abrir la caja - ¿Cómo los consiguió tan rápido?- ahí estaban tres perfectos ejemplares de Crescendo de Becca Fitzpatrick, en ingles, pero por dios que mas da el idioma es el segundo libro de Hush-Hush.
- Tengo mis contactos gracias a mis chicas, y este de aquí es para ti – abrí el hermoso libro y la primera hoja estaba autografiada, y con dedicatoria para mí por parte de la autora.
- Usted y sus hijas son lo máximo – dije abrazándolo ya saltando de alegría.
- Me alegra que te guste, pero vamos a trabajar ya – dijo sonriendo amablemente.
- Gracias – dije mientras tomaba los demás y los colocaba en los estantes para los nuevos libros.

La tarde paso muy rápido, a las 6:00 pm en punto llego mi reemplazo, Adalin Medina, una chica casi tan alta como yo a pesar de tener solo 17 años, con cabello lacio y oscuro y unos hermosos ojos miel.

- Todo tuyo Adi, que tengas una linda tarde – me despedí de mi compañera.
- Gracias Karla igual tu – contesto amable la chica.

Cuando salí papá suegro y Alphonse ya me esperaban para comer, bueno más bien cenar. Al principio todo estuvo muy tranquilo. El hombre me platico de como ganaba muy bien gracias a sus plantaciones forestales de cedro y pino, y de cómo es un sujeto abierto a las nuevas ideas, ya que tenía poco de haber establecido un sistema agrosilvopastoril, ya saben, arboles, pastizal para ganado y cultivos, todo junto.

- Cuando tu y Alphonse se casen, todos los muebles serán de madera de la mejor calidad – alardeo y con eso el pobre de Al casi se ahoga con si café.
- Papá tenemos 18, aun no pensamos en casarnos –
- Bueno yo solo decía, no me importa esperar unos años, de igual forma disfrutare de mi docena de nietos, todos igualitos de rubios que su madre pero con los ojos azules de su padre – ahora fui yo quien se ahogaba con su café.


Desviamos la conversación a otros temas menos incómodos, y una vez dadas las 8:00 p.m. se despidió de nosotros, manejaría hasta el aeropuerto en su camioneta rentada y no dejo insistir hasta que acepte ir en navidad a su rancho. Sobrevivimos a eso, y como recompensa fuimos al bar “migajas de pan”, claro no pudimos ir a otro, y menos después de contarle a Alphonse sobre mí sueño, después d eso no logre convencerlo de ir a otro lugar.

No quería lucir desesperada por llamar la atención, así que me maquille muy poco, me puse unos jeans negros, unas botas de gamuza, muchos suéteres y un enorme abrigo, y para rematar un lindo gorrito café con pompones colgando de las orejeras.

- Pareces un esquimal, eso no es sexy – mascullo Alphonse mientras bajábamos de su camioneta estacionada a unos cuantos locales cerca del bar.
- Prefiero verme así que morir de neumonía – me denfedi, entramos al bar después de pasar por enorme fila.
- Tengo que ir al baño, busca una mesa y te alcanzo princesa – dijo alejándose entre la gente.

Me quite mi abrigo, pero no mi gorrito, aun me preocupaba Marc, ya estaba mejor, pero de repente le dijeron que tenía anemia, si él, “Marchello como sin parar y no engordo porque soy un atleta”, bueno supongo que ser un galán no te salva de sufrir enfermedades. De repente sentí como si alguien me observara y un escalofrió recorrió mi espalda haciéndome estremecer, no era una mala sensación, era más bien como si no pudiera esperar para encontrarme con esa mirada, como si de algún modo anhelará encontrar a ese alguien que causaba aquel efecto en mi.

- Si tienes frío deberías pedir un chocolate caliente – sugirió una voz que era pura seducción, me gire a encontrarlo y si era él, Franco, pero esta noche no vestía de mesero.
- Hoy no trabajas?- Duh… pregunta estúpida.
- Es mi descanso, como estas? – se sentó a mi lado y le hizo señas a uno de sus compañeros para que viniera a tomar la orden.
- Bien, en serio muchas gracias por salvarnos a Marc y a mi – el sonrió y estrecho mi mano.
- No hay de que, soy Franco Paz – se presento.
- Karla Peralta –
- Un placer conocerte, y cómo esta tu amigo? –
- Esta mejor, este viernes ya asistió a clases –
- Me alegra; mira aquí viene tu chocolate; y también tu chico _ dijo frunciendo el seño _ nos vemos luego _ se despidió justo cuando el mesero llego con mi rico chocolate.
- Gracias, pero como supo mi orden? – pregunte confusa.
- Secreto de meseros señorita – me dio un rápido guiño y desapareció entre la multitud.
- De qué me perdí? – pregunto Alhonse.
- Acabo de conocer oficialmente al mesero más sexy del mundo – murmure.
- Pues me alegro por ti, pero como que tengo sueño, que dices tomamos nuestro chocolate y vamos a retozar un rato – bromeó.
- Oh por supuesto, ya que tu papá quiere una docena de nietos, seguro ya quieres comenzar a practicar – dije siguiéndole el juego.
- Lo lamento cariño – dijo poniéndose de pie mirando entre la multitud aun chico muy especial – creo que será otro día, ve a divertirte con tu mesero, porque acabo de encontrar a mi chico – y si ahí estaba justo del otro lado de la pista, Marco Sandoval su lindo novio.
- Ok, diviértete, nos vemos en casa – termine mi chocolate, esperando que Franco regresara, pero no lo hizo.

Llegue al dormitorio y me di una ducha con agua caliente, me puse mi pijama más abrigadora y me acosté a dormir. Cada vez que intentaba recordar el ataque del miércoles la cabeza me dolía horrores. Alguien toco la puerta, eran las tres de la mañana, ok, piensa “Al tiene llaves, entonces quien demonios es?”, me levante a regañadientes murmurando maldiciones y observe por la mirilla de la puerta al desafortunado individuo que interrumpía mi descanso, era Franco y traía en sus manos mi cartera, al instante quise morir de vergüenza, ni siquiera había notado que la perdí.


Fin del capi pronto tendran mas :)