summer

summer

miércoles, 9 de junio de 2010

La última oportunidad





Tenía tu rostro a escasos centímetros del mío, sentí el dulce y calido aliento de tu boca tan cerca de la mía, me deje llevar por las suaves caricias de tus manos, y todo era perfecto, no importaba que fuera mi último beso, el beso de despedida. Pero no pude, porque la recordé a ella, aquella a quien elegiste después de mí, como podría quererme tan poquito como para aceptar besarte aun sabiendo que eres de otra. Y la deje ir, deje que se me escapara la ultima oportunidad de visitar el cielo de tus besos, el paraíso de tu amor, aunque falso pero mi fantástica ilusión, mi voz tembló y dije ¡No!, mientras mi corazón se desmoronaba en mil cachitos. Maldita cobardía, maldita suerte, maldito destino, maldito mi cerebro que no me deja olvidarte. Mis labios hormiguean en protesta ante la ausencia de aquel toque mágico, y de mis ojos no cesan de correr lágrimas: gotitas de la vida, gotitas de amor.